Mapas de Memoria es un proyecto de investigación para dignificar a todas las víctimas de posguerra en la provincia de Ciudad Real. Una iniciativa del Centro de Estudios de Memoria y Derechos Humanos (CIEMEDH) de la UNED en colaboración con la Diputación Provincial de Ciudad Real.

El proyecto

En el año 2009 el Centro Internacional de Memoria y Derechos Humanos (CIMEDH) de la UNED inició su investigación sobre la represión de la dictadura franquista con el proyecto Todos los nombres de la represión de posguerra gracias a la financiación del Ministerio de Presidencia. En 2017 el proyecto toma un nuevo impulso gracias a la colaboración de la Diputación provincial de Ciudad Real, nace así el proyecto Mapas de Memoria con el objetivo de recuperar la memoria de todas las víctimas del franquismo.

Todos los nombres

Con el objetivo de recuperar y dignificar la memoria de todos los vecinos de la provincia que sufrieron represión Mapas de Memoria ha investigado y recopilado los nombres de cada una de las víctimas de la represión franquista en la provincia de Ciudad Real. Para ello el equipo investigador ha recorrido la geografía ciudadrealeña entrevistando a familiares de represaliados, así como consultando información en archivos históricos locales y nacionales como el del Ministerio de Defensa. El resultado, en constante actualización, suma en torno a 4.000 nombres que pueden consultarse publicamente en esta web. Además se ha publicado un libro ‘Para hacerte saber mil cosas nuevas. Ciudad Real 1939.’ dónde aparecen todos los nombres y un centenar de biografías.

Mapa de fosas

Actualmente el proyecto está inmerso en la investigación y elaboración de los mapas de fosas. En una primera fase se van a localizar todas las fosas comunes de la provincia para hacer una estimación del número de cuerpos que puede haber en ellas y posteriormente se iniciará un proceso de señalización que deje constancia de dónde fueron enterradas las víctimas. El objetivo es que en los próximos meses estén todas las fosas debidamente localizadas y señalizadas para que, en 2019, puedan ser exhumadas si así lo demandan los familiares y las condiciones técnicas lo permiten.